• sliders3-es.jpg
  • sliders-ES.jpg
  • sliders2-ES.jpg

Este libro, escrito y editado por José Daniel Gubert, ex miembro de la Dirección General en la sede central de la sociedad Nestlé en Vevey ( Suiza) (1975-1998), y prologado por Carles A. Gasòliba, ex Diputado del Parlamento Europeo (1986-2004), está destinado, ante todo, a los jóvenes de 17/18 y más años. Jóvenes que no han vivido ni directamente ni indirectamente, las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial. Jóvenes que, en general, no han recibido más que una somera información, o incluso una información sesgada , sobre las razones objetivas que justificaron la creación de la Unión Europea.

Esta falta de información sobre los acontecimientos de los años cincuenta del siglo pasado (creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero-CECA- y del Mercado Común Europeo –MCE-), puede inducir a la juventud a considerar la paz como algo natural, así como también la libre circulación, el poder estudiar, residir y trabajar en el país que se desee escoger, el reconocimiento de los títulos universitarios sin necesidad de convalidación, ERASMUS, la moneda única, etcétera. Esta especie de banalización de lo que se ha conseguido, puede hacerles sensibles a los argumentos de los euroescépticos e, incluso peor, a los de los dos extremos del arco político, los cuales preconizan, en un número creciente de países importantes, la disolución puramente y simplemente de la Unión Europea. Si esto se produjera, se pondría de nuevo en peligro, entre otras realizaciones, el mantenimiento de la paz entre los países de la Unión. Una paz, hoy sólidamente consolidada durante estos últimos 65 años. Ello es tanto más notable que habría que retroceder más de 600 años para hallar un período tan largo de paz entre los países de Europa.

Además, el libro “La Unión Europea y las nuevas generaciones” sugiere algunas pistas concretas para justificar los esfuerzos que quedan por hacer para, no solamente conservar lo ya alcanzado sino, igualmente, para continuar la construcción de la Unión. Entre las pistas más importantes, conviene mencionar la necesidad de ofrecer a las nuevas generaciones de todos los países- miembros, una formación obligatoria, objetiva y suficientemente completa sobre los motivos que condujeron, después de la Segunda Guerra Mundial, a la creación de la UE, así como a la fijación de los objetivos que se establecieron. Este libro, ofrecido en cuatro idiomas, contribuye a dicha divulgación. Resume lo que todos deberíamos saber y no olvidar.